Te
Llamamos

SOCIEDAD DE TASACION

Glosario

La propiedad es el derecho de gozar y disponer de una cosa sin más limitaciones que las establecidas en las leyes. Con respecto a la propiedad inmobiliaria la legislación urbanística establece límites al derecho de propiedad, e impone al propietario ciertos deberes en cuanto al ejercicio de sus facultades.

El usufructo es un derecho temporal que da derecho a una persona, el usufructuario, a disfrutar de un bien de otra, nudo propietario, con la obligación de conservarlo, a no ser que el título de su constitución o la ley autoricen otra cosa. Por efecto del derecho de usufructo, el nudo propietario se ve privado del uso y disfrute de la cosa, no obstante, puede ejercer todos los poderes que le corresponden como propietario. Por ello, puede gravar o vender su nuda propiedad siempre que no altere la cosa, ni perjudique el valor del usufructo ni el derecho del usufructuario.

El usufructuario puede:

  • Usar y disfrutar los bienes usufructuados.
  • Percibir los frutos naturales, industriales y civiles de los bienes usufructuados.
  • Disfrutar del posible aumento de la cosa usufructuada, así como de las servidumbres a su favor y de todos los beneficios inherentes a la misma.
  • Arrendar el bien usufructuado a un tercero; transmitir su derecho de usufructo; hipotecar este derecho salvo los usufructos legales.
  • Hacer en los bienes mejoras útiles o de recreo, sin alterar su forma o sustancia.

En el Código Civil se establecen, entre otras, las siguientes causas de extinción de este derecho:

  • Muerte del usufructuario. Si el usufructo está constituido a favor de varias personas vivas al tiempo de su constitución, procede la extinción por muerte cuando se produzca la de la última persona que sobreviva.
  • Llegada del término final establecido o cumplimiento de la condición resolutoria. Si el usufructo es a favor de persona jurídica tiene un plazo máximo de duración de 30 años.
  • Reunión del usufructo y de la propiedad en una misma persona (consolidación).
  • Renuncia del usufructuario.
  • Pérdida total de la cosa usufructuada.

El uso es el derecho a usar una cosa ajena y percibir de ella los frutos necesarios para cubrir las necesidades del usuario y de su familia. Este derecho no es hipotecable.

El derecho de habitación da a quien tiene este derecho la facultad de ocupar en una casa ajena las piezas necesarias para el habitacionista y su familia. Este derecho no es hipotecable.

La servidumbre es un gravamen impuesto sobre un inmueble en beneficio de otro inmueble perteneciente a distinto dueño. El inmueble a cuyo favor está constituida la servidumbre se llama predio dominante, y el que la sufre predio sirviente. También pueden establecerse servidumbres en provecho de una o más personas, a quienes no pertenezca la finca gravada.

Las servidumbres pueden ser:

  • Servidumbres prediales son las establecidas a favor del titular de una finca. Son inseparables de la finca a que activa o pasivamente pertenecen y son indivisibles, de tal forma que si se divide el predio dominante o sirviente, los titulares de las nuevas fincas son titulares también activa o pasivamente de las servidumbres.
  • Servidumbres personales son las fijadas a favor de una persona concreta
  • Servidumbres positivas y negativas. Son positivas las servidumbres que obligan al dueño del predio sirviente a hacer alguna cosa o a dejar que otro la haga. Las negativas prohíben al dueño del predio sirviente que haga algo.
  • Servidumbres aparentes y no aparentes. Son servidumbres aparentes las que se anuncian y están a la vista. Las no aparentes son las que no son visibles.
  • Servidumbres continuas y discontinuas. En las servidumbres continuas su uso puede ser incesante, sin intervención de ningún hecho de la persona. Las discontinuas, en cambio, se usan a intervalos y dependen de actos de la persona.
  • Servidumbres legales. Las servidumbres legales engloban tanto aquéllas que vienen directamente establecidas por la ley, como aquellos casos en los que la ley concede a una persona el derecho de reclamar judicialmente la constitución forzosa de una servidumbre.
Deja tus datos y te llamamos
X

Muchas gracias por ponerte en contacto con ST Sociedad de Tasación

En breve una persona de ST Sociedad de Tasación se pondrá en contacto contigo.

Aceptar

Usamos cookies en nuestro website que nos permiten ofrecer la mejor experiencia de usuario. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Puedes consultar más información sobre cookies y cómo las usamos en nuestra Política de privacidad relativa a cookies de ST Sociedad de Tasación. Aceptar